Manada de Ciervos

lunes, diciembre 04, 2006

44 PALABRAS

Por la tranquilidad del refugio de mi desierto, te cruzaste conmigo.

Me miras, me rodeas, me observas, gesticulas, llamas mi atención, quieres comunicarte.

Si, te miro, te entiendo, sé lo que quieres, no puedo, lo lamento, no quiero hablar tu idioma.

Busca tu deseo.

EHHH PARA, MIRA PARA ATRÁS.

Oye ! Perdona! Disculpa!

¿Por qué no paras un momento? ¿Por qué no miras a tu alrededor?
Si es cierto, hay más gente, curioso ¿verdad?
¿Qué que hacen aquí? Compartir.
Comparten contigo su vida.
¿Qué no quieres compartir nada con nadie? Lo siento no puedes es inevitable.
¿Qué no quieres verlos?
Aunque mires hacia delante están ahí.
¿Qué no tienen nada que ver contigo?
¿Seguro?
Mira para atrás.
¿Qué ves? ¿Nada?
No es posible, estas vacío.

martes, junio 27, 2006

El secreto de mi exito.

Dedicado a bizcocho.
Si algunos me conocéis y habéis tenido la fortuna o desdicha de compartir conmigo, algo más allá de la primera impresión que suele ser bastante negativa habitualmente.
Seguro que entendéis, que el éxito al que me refiero no es material, sino totalmente íntimo y personal.
La primera imagen de arrogante, irónico engreído, no es más que un filtro a las esencias banales y poco profundas que se apoderan de nuestras relaciones cotidianas, cuyo objetivo es avanzar escalones en el olimpo de los méritos.
Aquella entidad que supera las inclemencias de la protección esencial, encuentra una persona sutilmente egocéntrica generosa de amistad sincera.
El secreto de mi éxito radica en que mi debilidad es mi maná.
Lo que me debilita si sufre me obliga a impedir su sufrimiento.
Lo que si se rompe me mata, me lleva a protegerlo con mi vida.
Lo que si me falta, faltaría yo, me arrastra a no perderlo.
Por si no os queda claro lo que me da la vida, os daré una pista...
La fuerza de Sansón se la daba....
Igual que a mi, "su pelo".
Stand by me. Un beso.

sábado, junio 03, 2006

El último pétalo.

La rutina de cada día y la saturación del trabajo, nos sumerge en una vorágine de sentimientos relacionados exclusivamente, con nuestra penitencia social.

De repente te paras, levantas la cabeza, abres tus oídos y te encuentras, con que formas parte de una margarita.

Un conjunto de pétalos, blancos, frágiles, distintos, que forman una bonita, simple y sincera flor, sin compromisos, ataduras, unidos simplemente al azar cuyo centro de vida es común, y gracias a él, se encuentran cómodos, a gusto, protegidos, luchando por mantener ese centro lo más fuerte y bonito posible, que les permita poder seguir unidos a él, y hacer frente a la intemperie, al aire, al frió y al calor.

De pronto un día alguien arranca un pétalo de la flor, la flor se estremece, pero los pétalos aunque resentidos se mantienen firmes, al menos pueden ver al pétalo arrancado abajo en el suelo, cerca pero fuera del centro que les unía.

Al cabo de muy poco tiempo el mismo alguien decide arrancar otro pétalo.

Aunque los pétalos pueden verse, han dejado de compartir la lucha diaria común por subsistir, cada uno pelea en distinto campo de batalla.

Después de mucho tiempo de soportar frío, calor y aire, otro pétalo se deja caer quiere ver la margarita desde fuera, quiere que el viento le aleje de esta margarita marchita, y que pueda volar a campos de amapolas donde se enriquezca su intimidad.

La margarita aunque está fea y debilitada, aunque solo le queda un pétalo, el último pétalo, cuando llegue la primavera sabe que volverá a florecer, que volverá a pasar frío, aire y calor, que los elementos son implacables.

El último pétalo aguanta se aferra forma parte de la margarita, sabe que puede ayudar mucho a los nuevos pétalos y puede que algún día consiga parar a los elementos o simplemente encontrar un cobijo.

martes, marzo 14, 2006

SINCERIDAD

Os dais cuenta de lo contundente que es esta palabra, y toda la carga emocional que lleva inherente en si misma. Para mi sinceridad es sinónimo de cinismo e hipocresía, si he dicho sinónimo, y no, no he querido decir antónimo. Y sabéis una cosa, creo que no es tan malo no ser sincero.

Cuanto más buscas ser sincero, mas hipócrita te conviertes para conseguirlo. Ser sincero implica decir lo que piensas y lo que sientes en cada ocasión. El problema es que no tenemos en cuenta un pequeño detalle, ¿quiere el que está en frente que seas sincero?, es más ¿está realmente preparado nuestro interlocutor para que lo seas?, incluso ¿es necesario ser sincero?

Hay multitud de ocasiones en las que realmente no queremos oír la verdad, egoístamente hablando, nos conformamos con escuchar una mentira positiva, que a fin de cuentas nos sirve para ensalzar nuestra autoestima y nuestro ego.

Por eso creo que deberíamos ser todos más sinceramente hipócritas, de este modo todos saldríamos beneficiados, si lo pensáis bien, simplemente con el mero hecho de intentar averiguar, que quiere oír el de enfrente, realizaríamos un acto altruista y generoso de bien estar general.

Ser sincero es muy “cool”, pero francamente no compensa.

Solo entre personas con la autoestima desbordada y el ego rebosante, se puede jugar a ser sincero.

¿Jugamos…?

RECUERDOS (Capitulo 4. Las modas.)

Dedicado a J.A.G.

Dios, seguro que todos os acordáis de las modas, y no hablo de las pasarelas “pret a porter” ni de las chicas en ropa interior, que si , que se que también de eso os acordáis. Me refiero a las modas de juegos según la época del año.

Bastaba para ver a un solo niño, un día, con su abuelo enseñándole a tirar la peonza, para que….., si, todos los niños del barrio, a la media hora estaban con sus peonzas.

Pero claro a la peonza no se juega durante todo el año, hay que repartir el tiempo con el resto de los juegos, canicas, los dardos, las chapas, el monopatín, el juego de “palo” (este juego más que una moda ha sido una tradición en nuestras vidas se merece un capitulo a parte, un escalofrío me acaba de recorrer toda la espalda, solo de pensar en esas venitas, finitas, rojitas, llenas de sensibles terminaciones nerviosas que se ponían como arterias, bombeando centímetros cúbicos de sangre por segundo, moradas después de perder una ronda o no haber acertado el palo de la baraja adecuado).

Pero el rey de los juegos sofisticados de las modas era el “Inque”, que ni tan siquiera hoy, logro saber como se escribe, pero que seguro que todos pensáis, es verdad…, el “Inque”, este juego trataba de dejar vertical un destornillador o trozo alargado de hierro en el suelo embarrado después de un día de lluvia, lanzándolo hábilmente en una cuadricula marcada en el suelo.

Hasta aquí parece fácil, pero imaginaros una serie de cuadrados en el suelo de aproximadamente cuarenta centímetros de lado, de al menos cuatro unidades de largo por dos unidades de ancho, el objetivo era dejar clavado el inque tirándolo desde un extremo en todos y cada uno de las celdas, y sin pisar ni una sola raya.

Y cuando conseguíamos un “millón” y nadie podía pisarlo, las horas que hemos dedicado a este juego, y las collejas que me he llevado al llegar a casa lleno de barro.

“No puedes jugar en la acera o donde no haya barro” joder no hay quien clave un destornillador en la acera, habrá que pisar un poco de barro digo yo.

También nos encantaba pasarnos las horas muertas pintando las peonza, poniéndolas chinchetas para que luego llegase JES (uno de los mayores) y del primer golpe en la peonza te la partiera en dos, el pedazo animal. En fin así es la vida de los pequeños cuando juegan con los mayores.

Lo que no tenía precio, eran las chapas, primero recorrer los bares buscando los mejores “jugadores” estos eran las chapas que estaban más lisas, y ahí ponías tu, a tu Butragueño, a tu Hugo Sánchez, a Maradona…

Los más sofisticados recortaban las caras de los cromos, pero a mi me gustaba más hacer las equipaciones, esos colores, los nombres, yo que era del Madrid era fácil, pero los del Barcelona, esos tenían mucho curro.

Pero lo que más me fascinaba de todo, eran las reglas, que se ponían a todos y cada uno de estos juegos-moda, y lo mejor era que en cada barrio, en cada pueblo o simplemente en cada grupo de amigos, las normas eran distintas. Esencialmente el mismo juego, pero con matices. La clave estaba ahí, en los matices, siempre ante cualquier discusión se podía oír un: “es que nosotros jugamos así”. Y se acababa la discusión.

jueves, enero 05, 2006

RECUERDOS.(Capitulo 3. LOS PROTAGONISTAS)

Como comprenderéis los integrantes de mis recuerdos son totalmente reales, pero mi exaltado exhibicionismo personal y literario, no tiene porque poner en evidencia a terceras personas, por lo que me limitaré a nombrar a los integrantes de forma alegórica.
El orden en el que aparecen los protagonistas de mis recuerdos, no atiende en particular a ninguna clasificación sentimental, puesto que en algún momento de la historia cada uno va adquiriendo la importancia necesaria y variando esos niveles según las circunstancias.

El protagonista más intrépido, valiente y a su vez incauto, es el rebelde por naturaleza JCQ, que en su historial acarrea una experiencia médica inmejorable, es especialista en traumatología y medicina interna. La especialidad en traumatología la adquirió tras largos años realizando “el master de la calle” con asignaturas como, salto de vallas sin red, conducción temeraria con ciclomotores y otras cuantas más difíciles de explicar y entender para personas, poco duchas en la materia.

Otro protagonista de mi historia, es CAH, al igual que yo era miembro del grupo a tiempo parcial, eso si invertíamos muchas horas extraordinarias par poder igualar en número, nuestra estancia en “el poblado”, que como lo hacíamos, pues nada habrá que preguntar a mi madre, porque salía de mi casa con el postre en la mano sin haber terminado casi la comida. Comida que empezaba apenas media hora antes de comerme el postre ya en la calle.

Pero solos no íbamos, eso lo puedo asegurar, nos acompañaba el rey de las sobremesas, SC, seguro que no recuerda haber pasado ni una sola tarde, estudiando ingles, una de sus asignaturas favoritas, para practicar en verano, que es cuando más afluencia de guiris tiene nuestro país, eso si jamás vimos ni una.

Os puedo asegurar que la asignatura favorita del master, para nosotros tres, era economía nacional, con la especialidad en inversiones inmobiliarias, si, si, en casas, terrenos, hoteles…. No os podéis imaginar lo útil que me ha sido esta asignatura para la hipoteca de mi casa.

Luego estaba SO, chico ejemplar, no se dejaba ver mucho, o no le dejaban vernos mucho, el se pasaba las horas o estudiando, o ya de mayorcito labrándose su futuro trabajando y estudiando. La cantidad de tebeos que habrá leído esas tardes frías encerrado en cuatro paredes de hojalata (que no se si serían de hojalata pero da sensación de frío), fijaros si era buena persona, que le llevó un regalo y todo, en la fiesta de cumpleaños de uno de los no habituales, a la que estábamos invitados todos, y solo apareció él, para que luego digan.

JCB debía tener un papel relevante para algún componente del grupo, porque me consta que incluso hoy, mantienen de vez en cuando algún contacto con él, lo último que supe, es que se había casado y que tenía un hijo. Mis recuerdos con él se limitan a alguna mañana de domingo de frío y lluvia que nos quedábamos en su casa viendo la tele. Eso si también estaba en casi todas las aventuras, pero sin pena ni gloria.

RFPA, era uno de los mayores, gracias a él pude vivir un par de años o tres por adelantado respecto a mi edad, quien iba a decir que con 14 años iba a ir en coche de discoteca en discoteca, o de pub en pub. Tengo que matizar que poseo más recuerdos recientes con él, que antiguos, pero ya se sabe nunca es tarde….

CORCOL otro de los mayores, llamaba la atención porque siempre estaba contando historias (de mayores por supuesto), que aliñaba con un gran numero de gestos y onomatopeyas, para partirse de risa.

JAG, bueno en fin, con él acabo la parte de los protagonistas habituales, imposible de definir, el era el más…. Lo dejo ahí, esta coletilla me sirve para todo lo que vosotros podáis imaginar, el mas inteligente, el que más éxito tenía con las chicas, el que mejores notas sacaba, el que más bebía, el que más aventuras tuvo, en definitiva todo, incluso hasta al que más se le hecha de menos…. Aunque sea tarde para decirlo.

martes, diciembre 20, 2005

RECUERDOS (Capitulo 2. EL LUGAR)


Dedicado a J.A.G.

El nexo de unión, y el origen de nuestra amistad, vino precedido por un factor común. La clase social a la que pertenecían nuestros padres, y por herencia evidentemente nosotros.

El barrio, donde emplazo la mayor parte de mis recuerdos, es un pequeño “poblado” como lo conocen los mayores que en el residen, con ligeros visos de pertenencia a una gran ciudad pero con las evidencias de un barrio anexo al centro de la urbe. Se asemeja más a un pequeño pueblo encerrado en si mismo y en sus gentes, que a un distrito de la capital del reino.

El origen del poblado fue obra de un generoso plan social, que elaboró en su momento una de las más importantes fábricas de vehículos del mundo. Guiada evidentemente de la mano de un estado, proteccionista, que aún no conocía los “beneficios” del lucrativo capitalismo empresarial.

Pero como en todas las sociedades, el poblado también poseía una jerarquía estamental, los jefes y los obreros, reflejo total de la historia mundial, los ricos y los pobres. Gracias a Dios, ni los ricos eran tan ricos, ni los pobres tan pobres, se mezclaba la clase social media-alta, (que vivían en viviendas unifamiliares) y la clase social media-baja (que vivían en altas torres de viviendas más modestas).

La mayoría de integrantes, de este grupo de amigos, tenían alguna relación directa con la empresa, otros simplemente cayeron por ahí. El lugar era idóneo para proporcionar seguridad a los infantes y aventura a los adolescentes.

El territorio que disponíamos para explorar, era extenso y variado. Tres parques, varios km de vía del tren, campo de manera inagotable y durante la época de mejora de infraestructuras nacionales incluso lagunas de agua cristalina, luego estaba en en verano, el centro neurálgico de reuniones, la piscina.

lunes, diciembre 19, 2005

RECUERDOS (Capitulo 1. EL COMIENZO)

Dedicado a J.A.G.
No se como empezó, pero debió ser ya hace mucho tiempo, ahora prácticamente solo quedan los últimos rescoldos de aquello que un día fue una fuente de energía inagotable. La verdad es que la mezcla de algunos ingredientes puede dar unos resultados insospechados.

Amistad – Infancia se convierte en ingenuidad, sinceridad y lealtad.
Amistad – Adolescencia se convierte en lealtad, riesgo y diversión.
Amistad – Madurez se convierte en distancia y compromiso.

No logro alcanzar el primero de todos los recuerdos, tampoco soy capaz de ubicar en mi mente la primera vez que fui conociendo a cada miembro de esta logia. Lo que si puedo recordar son sus nombres y muchos de los ratos que pasé con ellos.

Otra laguna que persiste en mi mente es la de poner caras a los nombres. Muchos de aquellos compañeros de ratos alegres, días de frío, fuegos descontrolados, se perdieron entre la última página de la adolescencia y la primera página de la madurez.

Otros de ellos, destinados a escribir grandes capítulos en el libro que une nuestras vidas, decidieron dejar de escribir cuando apenas el libro comenzaba la parte principal de la historia.

Pero en fin la vida es así, cada cual elige su camino y ese camino puede llegar a cruzarse, apenas rozarse o proseguir paralelo de forma interminable.

El problema es, que los terrenos por donde deben circular los caminos de la vida son tan angostos, que nunca sabes cuantas vueltas vas a dar, hasta llegar donde realmente quieres.